El inglés técnico-profesional implica el uso del inglés en el entorno específico de una profesión u oficio determinado; por ejemplo inglés de la seguridad e higiene, mantenimiento, logísticarecursos humanos, etc.

En general, es un inglés diseñado para mejorar las habilidades de comunicación y conocimiento del  lenguaje especializado que se utiliza en cada especialidad. Esta aplicación del inglés pone un énfasis especial en el vocabulario técnico y habilidades del lenguaje. Tal es el caso de la comprensión oral y escrita, así como el trabajo con casos reales basadas en contextos cotidianos. De esta manera, con este tipo de inglés podrás:

·     Desarrollar estrategias de lectura e interpretación de textos en inglés de las distintas especialidades a fin de formarnos como un lector autónomo. Y así poder leer y comprender textos, manuales y folletos sobre temáticas técnicas.

·   Afianzar conocimientos lingüísticos que ya posees; completarlos con la introducción de construcciones especiales del idioma inglés, giros y modalidades propias del lenguaje técnico.

·        Interpretar textos de la especialidad, logrando precisión en la expresión de los equivalentes en español.

·     Dominar las funciones lingüísticas del inglés en contextos técnicos: describir, comparar, explicar procesos y funcionamientos, resolver problemas, ilustrar, categorizar, medir, interpretar y todo aquello que sea afín a tu especialidad. El inglés técnico te enseña el uso de conectores, comparativos, pronombres relativos, verbos de acción, preposiciones, unidades de medida, etc.

Con el inglés técnico-profesional podrás estar permanentemente actualizado y desarrollar competitividad en tu área de experticia.