En la actualidad nos encontramos ante un ambiente cambiante donde los resultados de las

organizaciones dependen en gran medida de sus recursos humanos, de la capacidad de

adaptación, flexibilidad, motivación, creatividad y talento de sus colaboradores. La tarea de

Gestión de los recursos humanos ha variado a través del tiempo en relación a los objetivos y las

técnicas. Esto se debe a las transformaciones dadas por el avance tecnológico y los cambios en

los modelos de organización, creando así nuevas necesidades metodológicas y profesionales.

De esta manera, la función del profesional de Recursos Humanos supone una visión sistémica

que hace a la gestión de su capital humano, debiendo orientar su tarea a la búsqueda del

equilibrio entre las capacidades, intereses individuales y los requerimientos del puesto de

trabajo; para abordar el vuelco significativo con el que muchas organizaciones empezaron a

considerar a los recursos humanos en los últimos años.